Crianza y Desarrollo Emocional

10 pasos para evitar los celos en el hermano/a mayor

Está por llegar un nuevo hermanito o hermanita… ¿estamos “condenados” a que existan los celos en el/la mayor?. Yo creo que siempre habrá algo. Pero como padres podemos ayudarlos a que no les afecte tanto. Por eso decidí dejarles estos 10 pasos para evitar los celos en el hermano/a mayor

Es lógico y común que nos preocupe  cómo se tomará el hermano mayor la llegada de un nuevo bebé. Si se llevarán bien o si sentirá muchos celos. Yo me lo tomé muy en serio, especialmente porque mi hijo y yo pasamos muuucho tiempo juntos. Como dirían por ahí, “está muy pegado a mí”🤦🏻‍♀️.

Este es un ejemplo perfecto de cómo aplicamos la Crianza Informada. Porque es una oportunidad de oro para ser proactivos con el tema.

¿Estás buscando llevar una Crianza Respetuosa? ¡Conoce de mi grupo de apoyo aquí!

Me han preguntado mucho que cómo manejaré los posibles celos de Simonchi con la hermanita. Así que les cuento un poco qué hemos hecho para ayudarlo a que esta transición sea lo mejor posible para todos.

Aquí les dejo 10 pasos para evitar los celos

1) Ser realistas

Empecemos por establecer la realidad: la llegada de un bebé a la familia es un cambio importantísimo para la vida del hermano mayor.

A veces, al la llegada del hermanito/a ser algo “común” o que “todos vivimos” minimizamos el impacto que tiene en la vida de un niño.

Parte de “nuestra estrategia” es darle el valor que tiene a este cambio. No nos lo tomamos a la ligera, ni pensamos en que “ya se adaptará”, “no le queda de otra”.

2) Desmontar la gran mentira de los adultos

A veces los padres, sin querer, somos unos mentirosos 🤣.

Algunas de las frases mas falsas que he escuchado de los adultos con este tema:

  • “Qué divertido tener un hermano, verás como te encantará”
  • “Ahora vas a tener con quien jugar y compartir”
  • “Vas a querer mucho al nuevo bebé”
  • “Tendrás que cuidar a tu hermanit@ ¿verdad? que ya eres tan mayor”

No es por ser ácida… pero qué mentiras tan grandes jaja

Una persona que considero muy sabia me dijo algo como esto:

“Tener un hermano es el equivalente a que venga otra persona a pasar tiempo con tu pareja sin límite. Que están juntos por horas, tanto de día como de noche.

Además, est@ desconocid@, está en tu casa y usando tus cosas. Imagínate que use tu ropa, tu cama, todo.

Tienes que cuidar de esa persona y atenderla (a pesar que no aporta nada en tu vida)

Y para más colmo. ¡Tienes que estar feliz de que esa persona este ahí! Tienes que quererla, apreciarla y tratarla bien. Mientras todo el mundo te mira y está al tanto de cómo reaccionas o te comportas.

Eso es tener un hermano para un niño pequeño.”

Después de escuchar eso me quedé.. 🤣 🤣 🤣

¡¡Me pareció tan cierto!!

Siendo francos, un bebé para el hermano mayor implica:

  • Que la atención de los padres se reduce por lo menos en un 50%
  • El hermano es, en principio un completo desconocido que usa sus cosas
  • Van a pasar meses antes de que pueda haber una verdadera interacción.
  • Todos están a la expectativa de lo que el mayor hace o deja de hacer.
  • En muchos casos, no se le permite al mayor expresar sentimientos negativos hacia el nuevo integrante.
  • Su realidad cambia por completo.

Lo que nos lleva al punto 4

4) Decir la verdad

Decirle la verdad permite al niño tener expectativas reales sobre la llegada del hermanito/a. Por lo tanto, es menos probable que se frustre porque esperaba “divertirse” cuando no está pasando. Pudiendo también desarrollar celos. Estamos procurando decirle lo bueno y no tan bueno de lo que pasará. Saber qué sucederá le da seguridad a los niños.

Por ejemplo (en nuestro caso):

  • Cuando venga el bebé mami y papi van a estar en un lugar especial que no será la casa
  • Mami va a estar un poco más ocupada pero te va a querer igual que siempre y te dará todos los besos y abrazos que pueda.
  • Van a venir los abuelos de visita y jugarán mucho contigo
  • Es normal que la bebé llore mucho porque no sabe hablar como tu que eres grande.
  • La bebé va a ser muy chiquitica y no podrá jugar mucho, pero si quieres podrás cantarle y darle besitos.
  • Tu coche (carriola, carrito) va a seguir siendo tuyo, pero también lo usará la bebé. Cuando sea tu siesta, la bebé te lo dará para que tu duermas como siempre. (Mi hijo tiene un apego especial con su coche, así que esto en particular no le hizo mucha gracia)
  • Lo que comerá la bebé es teti de mamá. Como lo desteté a los 20 meses me parece importante que sepa que alguien más tomará pecho

Cuando le digo estas cosas, a veces me arruga la cara y otras veces parece no importarle. Pero por lo menos está un poco prevenido de lo que pasará con la llegada de la hermana.

5) Resaltar los beneficios de ser grande

Cada vez que podemos le recordamos de todas las cosas que él puede hacer ya que es grande (tenía 2,5 años).

Puede comer panquecas (su favorita), y fruta, puede correr y bailar. Puede meterse en la piscina y jugar en el agua. Armar torres, jugar en la arena, leer cuentos. La bebé no podrá hacer nada de eso porque es chiquita.

No tengo la necesidad de sentir celos por lo que hace otro, si lo mío es tan interesante 😏

6) Respetar sus cosas y espacios

Incluso con las mejores intenciones, solemos presionar demasiado a los niños por compartir sus cosas. Y cuando vienen los hermanos, esa presión se potencia. La frase “tienes que compartir” se convierte casi en un mantra que no para de sonar.

El tema de compartir es amplio y puedes escuchar más en mi podcast. Pero en líneas generales, nuestro plan es respetar al máximo sus cosas y espacios. En el momento que no quiera compartir algo, entenderlo. Que sienta que sus cosas siguen siendo suyas y que puede decidir no compartirlas si no quiere (excepto el coche que, desde ahora, le estoy previniendo que también usará la bebé)

7) Unos aliados: cuentos infantiles

Compramos dos cuentos como ayuda para darle entendimiento a la situación.

Soy un hermano mayor. De Joanna Cole 

Me gusta porque me parece muy real: explica que hay un nuevo bebé en casa, que llora porque no puede hablar, que no puede comer cosas ricas, ni jugar ni caminar porque es muy chiquito. Que debe preguntar antes de alzar al bebé y cierra enfatizando lo mucho que sus padres quieren al hermano mayor y lo especial que es.

Es un buen libro para darle a entender a los niños lo abstracto de tener un hermanito. En mi caso sentí que ayudó mucho a minimizar los celos.

Los compre en Amazon. Link para versión niño (Hermano mayor) aquí

Si quieres la versión de niña (hermana mayor), aquí

 

 

Te quiero un montón. De Juan Carlos Chandro y Ma. Luisa Torcida.

Se trata de un niño que está triste porque su mamá esta ocupada y no puede jugar con él. Pero ella le reafirma su cariño diciéndole lo mucho que lo quiere en un montón de formas diferentes.

Me ha ayudado a explicarle que aunque mamá esta ocupada, igual lo quiere mucho. Y que es posible que esté ocupada con la nueva bebé. Reafirma el cariño de mamá y eso me encantó. La idea es que el hermano mayor sepa que es amado siempre❤.

Disponible en Amazon aquí 

 

Una vez que nazca…

8) Evitar regañarlo en exceso

Un niño de dos años que necesitar corretear y moverse puede ser un peligro potencial para un recién nacido 🤣 . Es muy fácil caer en:

  • No se corre cerca de la bebe
  • No le toques la cabeza
  • No la agarres tan duro
  • No chupes a tu hermana (si, mi hijo chupaba a la bebé por alguna razón jaja)

Para evitar los “noes” establecimos ciertas reglas:

Cuando la bebé esté cerca:

  • Debemos estar calmados
  • Tener cuidado de no hacerle daño
  • Tratarla suavecito
  • Sin tocar la cabecita porque tiene “pupa” (por la fontanela)

Es la forma de decir lo mismo en positivo. Si les regañamos todo el tiempo, es lógico que sientan celos por la hermana/o que no es regañada nunca.

9) Involucrarlo en las tareas de la bebé

Cada vez que la bañamos le digo que traiga su banquito para que “me ayude”, participa con la ropa de la bebé, le doy un pañito y me ayuda a limpiar a la bebé cuando le cambio el pañal, etc.

Hacerlos parte los hace sentir importantes, valiosos y más seguros de si mismos. Que siguen teniendo un espacio importante en la familia.

10) Darle espacios exclusivos pero sin “escaparse” de su nueva hermana

Los hermanos mayores necesitan momentos de atención exclusiva con sus padres y eso es bastante obvio. Pero, lo que agrego es: ofrecer estos espacios pero sin que sea un “escape” de la hermana. Es decir, evito decirle: “vamos a hacer esto solos tu y yo“, o “vamos de paseo sin tu hermana“. Me parece que son frases que entre líneas, le dicen al niño que es “bueno” e “interesante” hacer cosas sin la presencia de su hermana, “escapándonos” de ella.

Básicamente lo propongo jugar pero sin hacer la acotación de que estaremos solos, aunque así sea.

BONUS: Regañar al/la bebé de ser necesario 😂😂😂

Sí, como lo lees jaja. No me volví loca, ya te lo voy a explicar. Yo notaba que, si la bebé hacía un movimiento involuntario y apenas rozaba al mayor, éste me decía: “¡Mami Rachu me ha pegado!” 😂. Lógicamente, una bebé de 1 mes no le puede pegar al hermano mayor. Todos los sabemos. Sin embargo, es su forma de encontrar seguridad en mamá o papá. Algo tan simple como “Ay Rachel, debes tener más cuidado con tu hermano”, hacía que Simón se sintiera defendido, protegido y que es parte.

Es muy distinto minimizarlo, decirle que no es verdad y que deje las “tonterías”, ¿no te parece?

¿Quieres prepararte aún más? Puedes ver mi Masterlcass sobre la llegada del hermano. Adquiérela aquí 

 

¿Resultados?

Hasta ahora, la transición ha sido muy muy buena. Se despierta en la mañana preguntando por su hermana. Le encanta besarla y cargarla. Siento que los celos están y estarán siempre, pero podemos ayudar a que sean lo mínimo posibles.

Ha tomado bastante bien el tema de compartir su coche. A veces dice que es suyo y yo le refuerzo que, que es suyo pero que a veces, lo usará su hermana. Siempre que colabora y “se lo presta” lo felicito y le digo lo feliz que me hace verlo compartir.

Estoy consciente que las cosas pueden cambiar en algún punto y que nada es “mágico” pero nuestro plan ha funcionado bastante bien.

Más que “tips” para evitar los celos, todo radica en ser respetuosos y empáticos con el hermano mayor. Así como quisiéramos que fueran con nosotros.

 

¡Espero que les sirva! Déjame tu comentario 🙂