Juegos y Desarrollo Motor

¿Cómo estimular el desarrollo motor de mi bebé?

 

Todas las mamis, sobre todo primerizas, estamos súper pendientes del desarrollo motor de nuestros bebés: si se voltea, se arrastra o se sienta. Claramente, cada uno de estos hitos nos permite tener un panorama de su crecimiento lo cual es importantísimo PERO, con todo el marketing que existe de clases o de juguetes para estimular, es lógico que nos preguntemos ¿será que tengo que comprar estos juguetes especiales o asistir a clases de estimulación temprana?

La respuesta es NO 😉

La realidad es que en bebés sanos, el avance motor se da prácticamente solo sin la necesidad de intervención de los padres. Por lo que, no es tanto un estímulo que deban recibir nuestros pequeños, sino que más bien, el ofrecerles un espacio adecuado que les permita desenvolverse. ¿Ves la diferencia?

No se trata de “estimular” sino de permitir que hagan lo suyo a su manera y a su ritmo.

Y ojo, no es que las clases de estimulación temprana tengan nada malo (a mi en lo particular me encantan), sólo que no son absolutamente necesarias. Si quieres asistir a alguna para hablar con otras mamás y pasarla bien ¡genial! pero no pasa nada si no asistes a actividades de ese tipo.

Espacio Físico

A partir de los 2 meses, ya nuestros hijos pueden pasar cierto tiempo para promover el movimiento y desarrollo motor. Tener el espacio físico adecuado ¡ayuda a que todo fluya mejor! Así que te dejo unos datos importantes:

  • Que esté sobre el suelo. La razón básica para esto es que ¡de allí no se pueden caer! Podrán moverse libremente sin riesgo a dañarse, cosa que no sucede en camas o sofás que sí son un riesgo.
  • Busca una superficie firme y suave. Puedes usar alfombras de foami o goma eva que son perfectas para esta función y súper económicas. De esta manera, la firmeza les ofrece mayor libertad de movimiento (al contrario de un colchón, por ejemplo) y al ser suave lo protege de algún golpecito.
  • Tener alrededor elementos de distintas alturas para apoyarse. (a partir de los 6 meses). Con esto les facilitamos “escalar” dichos elementos y así se motivan a pararse y eventualmente trasladarse. No hace falta ningún equipo especial, tan solo permitirles apoyarse en la mesa de centro de la sala, algún sofá, silla o cajas, es más que suficiente.
  • Evitar el exceso de juguetes. Es mucho más efectivo motivar a tu bebé a moverse cuando existe uno o dos elementos que atraigan. Si los rodeamos de muchos juguetes, le costará centrar su atención en alguno e intentar alcanzarlo.
  • Vestirlo lo más ligero posible. Si la temperatura lo permite, dejarlos con la menor cantidad de ropa. Así será mas fácil y cómodo moverse.

Espacio emocional

Una vez que establezcamos un espacio físico adecuado, debemos entonces evaluar y considerar el tipo de espacio emocional que le estaremos brindando a nuestro bebé. El desarrollo se ve beneficiado o afectado por el estado de las emociones tanto de los niños como de los mismos padres. Es así como debemos estar pendientes de:

  • Tener actitud positiva. En la medida que uno como padre tenga temores o prejuicios, se los transmitiremos a nuestros bebés. No pienses “es que está chiquito”, “es muy floja”, “le cuesta demasiado”. Aunque no parezca, estos mensajes no ayudan a que nuestro bebé se supere.
  • Acompañarlo en todo momento. No se trata de dejarlo en el piso e irnos a preparar la cena. Éste es un proceso de aprendizaje que debemos ser parte de este.
  • Dar palabras de aliento. El progreso del movimiento y desarrollo motor puede ser causa de frustraciones para nuestros bebés, así que las palabras de apoyo ¡siempre serán bienvenidas!

¿Cuándo acudir a un especialista?

La estimulación motora como tal, sólo suele ser necesaria en casos donde haya un diagnóstico que determine que efectivamente tu bebé necesita un empujoncito.

Una manera de saber si está atrasado con algunos hitos es: observando a otros niños de su edad (VARIOS no sólo uno de referencia). Si ves una diferencia muy marcada, pues ahí si es mejor acudir a un fisioterapeuta o el pediatra. ¡Ante la duda, mejor preguntar!

Pero lo que sí debemos hacer siempre: ofrecer el espacio para que se muevan solos. No abusar de coche o las sillitas de bebés. Dejarlos libres puede marcar mucho la diferencia en su desarrollo.

Recordemos que cada bebé es único e irrepetible, con características de personalidad que determinarán su tenacidad, capacidad de arriesgarse y probar cosas nuevas. De esta manera debemos cuidarnos de no esperar que cumplan objetivos antes de tiempo y de SIEMPRE respetar sus procesos.

Que logre los hitos de desarrollo antes o después no determina tus capacidades de criar 

¿Quieres saber más? Les dejo otros tips buenísimos en mi canal de Youtube, de cómo acondicioné mi casa para darle libertad de movimiento a Simonchi “Como sobrevivir a un bebé explorador”

 

Y también tienes esta información en formato de video :). Puedes verlo aquí: “¿Cómo estimular el desarrollo motor de mi bebé?”