Lactancia Materna

Mi bebé no sube de peso

 

Si estás amamantando, una de las peores pesadillas es ver que tu bebé no sube de peso. De hecho, es una razón muy muy común de porqué las lactancias no se logran como las madres quisieran.

Artículo redactado en colaboración con la Pediatra – Neonatóloga Dra. Samantha Flores.

Es una realidad que el crecimiento e incremento (en talla, peso y perímetro cefálico) son señales de que nuestro bebé se está nutriendo y desarrollando adecuadamente. Así que, colocar a nuestro bebé en la báscula suele ser así como una “prueba de fuego” para valorar cómo va nuestra lactancia.

Cuando el número que marca tanto la báscula como la cinta métrica no es el “esperado” cometemos, usualmente, dos errores básicos:

  1.  Entrar en crisis.  No es necesario entrar en pánico porque el bebé no aumentó de peso (o bajó mucho en la primera semana). Existe la posibilidad de que se trate de un problema de interpretación (que de esto hablaremos más adelante) o, incluso si el bebé no creció como debía, sólo es una señal de que hay algo que debemos revisar(pediatra, asesora de lactancia y mamá), pero no significa que es el fin del mundo o de tu lactancia.
  2. Ir corriendo a comprar fórmula. Un bebé con problemas con su peso no deberían ser sinónimo de “demos un biberón con fórmula” sino de: revisar su historia de lactancia, técnica de amamantamiento y dinámica de las tomas. Es decir, que la madre y el bebé sean evaluadas de forma interdisciplinaria entre el pediatra y una especialista en lactancia materna.

¿Como interpretar el peso de nuestro bebé?

Primero que nada debemos de saber que desde el nacimiento de nuestro bebé él/ella recibe una primera clasificación según su peso al nacer. Esta nos ayuda a evaluar el progreso de nuestro bebé de forma más personalizada.

Pequeños para la edad gestacional Peso al nacer por debajo de la percentila 10 para la edad gestacional.
 Adecuados para la edad gestacional Peso al nacer entre las percentilas 10 a 90 para la edad gestacional.
•Grandes para la edad gestacional Peso al nacer por arriba de la percentila 90 para la edad gestacional.

Tras el nacimiento, se produce una pérdida de peso y un retraso en la velocidad de crecimiento. Luego, se puede observar una recuperación del peso al nacimiento entre los 10 y 30 días. Pero, mientras menor sea el peso y edad gestacional, mayor será la perdida de peso.

¿Necesitas apoyo?

 

Primer problema: usar el instrumento inadecuado

Existen instrumentos para valorar cómo está creciendo nuestro bebé: las gráficas de talla y peso.

El “primer problema” con estas gráficas es que, por muchos años, las mismas tomaban como muestra una población de niños muy pequeña, casi todos caucásicos de clase media americana y alimentados con leche artificial en su mayoría. Esto implicaba que los niños amamantados casi siempre se consideraban “bajos de peso”.

Es por eso que la OMS tuvo que realizar un estudio y recopilación de datos que duro AÑOS para crear nuevas gráficas de peso y talla que incluyan a niños de todas partes del mundo y alimentados tanto con fórmula como lactancia. Esta actualización se llevó a cabo en abril del 2006.

Te contamos todo esto porque, incluso hoy en día, hay pediatras que todavía usan las gráficas antiguas que pueden dar una señal falsa de que tu bebé no sube de peso.

Segundo problema: la interpretación.

Hay dos tipos de gráficas: las Z y las de percentil

PUNTUACIÓN Z: Solo avala la calidad de los datos antropométricos, sin embargo, no se utiliza cotidianamente en la consulta pediátrica.

La gráfica de percentiles es la más utilizada y funciona de la siguiente manera:

Tienes por un lado la edad, y por otro el peso de tu bebé. Unes ambos datos y haces un puntito. Dependiendo de donde se ubique ese puntito tu bebé va a estar por arriba o por debajo de ciertas líneas.

 

¿Qué quieren decir las líneas de colores?

Para responder eso te explico primero cómo se elaboran las gráficas de percentiles. Básicamente, es como tomar 100 niños SANOS y ponerlos en orden desde el más liviano al más pesado (aunque no son 100, sino millones, pero para que sea ilustrativo).

Resulta que estos 100 niños, como dijimos, son completamente sanos. Las líneas lo único que hacen es generar una referencia. Por ejemplo: tenemos un bebé que al colocarlo en la grafica está cerca de la línea inferior amarilla (del número 15), teniendo un percentil 20. Esto indica que de 100 niños saludables hay unos 19 niños más flaquitos que él y por lo tanto unos 80 más pesados.

Si está cerca de la línea roja (del número 3) y que tiene percentil 3, nos indica, simplemente, que tu bebé tiene 2 o 3 niños más delgados que él. Incluso si estuviera en el percentil 1, no pasa nada porque eso sólo quiere decir que de tooodos los 100 bebés sanos, el tuyo resulta ser el más delgado de todos.

El grandísimo problema de interpretación es que, algunos sanitarios pretenden que todos los bebés estén cerca del percentil 50 valorando a aquellos de percentil 15 como “justitos de peso” y a los de percentil 90 como “pasados de peso”

Todos los niños desde el percentil 1 al 100 son sanos y no tenemos la necesidad de darles más comida o mucho menos ponerlos “a dieta” por estar lejos de la famosa línea verde del percentil 50.

Otro error de interpretación es pensar que un niño que nació en percentil 70 se mantendrá en él durante toda su infancia. Los percentiles no son lineales y la curva no es perfecta. Es completamente normal que en vez de ver una curva uniforme, la veamos como “montañitas” que suben y bajan de percentil a medida que pasa el tiempo.

¿Cómo saber si de verdad mi bebé no sube de peso?

En recien nacidos. Lo ideal es que tu bebé lleve un control estrecho con su pediatra. La recomendación es que a los 7 días de nacido, tenga su primera visita. Asi se podrá evaluar la perdida ponderal. Es decir, en esa consulta, se obtendrá el peso verdadero con el que al mes de vida se podrá realizar la primera valoración de crecimiento de tu bebe.

El recién nacido de término normalmente pierde hasta un 7-10% del peso a su nacimiento en los primeros días de vida, lo esperado es que recuperen su peso  con incrementos promedios en torno a 20 g/día, durante el primer mes en recién nacidos alimentados al pecho en forma exclusiva.

En prematuros. Deben incrementar aproximadamente de 20 a 30 g/día; 1 cm/semana de longitud y perímetro cefálico.

Para más grandes. Las referencias sobre cómo debe ser el aumento de peso en lactantes sanos, es la siguiente (Fuente: Asociación Alba Lactancia)

0-6 semanas: 20 g/día
Menos de 4 meses: 100-200 g/semana
4-6 meses: 80-150 g/semana
6-12 meses: 40-80 g/semana

Es decir, si no logra estos aumentos, usando los instrumentos adecuados, habría que revisar que está pasando.

Efectivamente, no ha aumentado de peso, ¿qué hago?

Cuando un bebé no sube de peso como debe, claramente, hay algo que debemos corregir.

Si bien suelen haber errores de interpretación al respecto, debemos tener claro que el crecimiento es un indicador básico para saber que tu bebé se está alimentando bien. Si eso llegara a fallar, debemos estar atentas y tomar medidas.

Que tu bebé no suba de peso, no quiere decir que debas darle fórmula necesariamente. En muchos casos debemos indagar más en la forma como has estado dando pecho.

Algunas razones por las que tu bebé no sube de peso con la lactancia:

  • Te duele o te dolía hasta hace poco
  • El agarre no es el adecuado o tiene frenillo lingual corto
  • Tu bebé no está teniendo succiones efectivas (esto lo valora una asesora en lactancia). Pero es típico de bebés que estan tooodo el día pegados al pecho.
  • Estás dando pecho con horarios
  • Limitas las tomas a x minutos por pecho
  • Usas chupete entre tomas “para que aguante”
  • Eliminaste tomas nocturnas
  • O puede ser la manifestación de otras enfermedades asociadas como: exceso de bilirrubina, deshidratación, infecciones, etc.

Antes de acudir a la fórmula, es importante valorar cómo se ha llevado la lactancia y hacer ajustes que permitan a tu bebé recibir la leche que necesita y crecer adecuadamente.

Una vez que descubierta la posible causa de poco aumento de peso y de haber hecho las correcciones pertinentes, es cuestión de observar de cerca el peso de tu bebé a partir de ahora.

Es decir, que si tu bebé, luego de los ajustes empieza a ganar peso con las referencias de más arriba, puedes estar tranquila que está bien alimentado.

¿Cuando subirá de percentil?

Claramente, un bebé que no sube de peso en un momento determinado (o incluso pierde peso) bajará en el percentil. Cualquier bajón muy acentuado en el percentil hay que valorarlo. Si ya hiciste los ajustes y tu bebé empezó con la ganancia de peso adecuada, es cuestión de tiempo y mantener a tu bebé en observación. Lo más probable es que pasen varias semanas mientras recupera su percentil poco a poco.

Lo importante es que su aumento de peso sea progresivo y adecuado. Lo del percentil vendrá después.

 

¿Cuándo realmente debería complementar?

Sí existen casos en los que, incluso como asesora en lactancia y la Dra. Samantha como pediatra, indicamos complemento con fórmula o leche materna extraída. La GRAN diferencia es que la misma debe indicarse de forma temporal y con ciertas condiciones que permitan a la madre retomar su lactancia lo más rápido posible. Por ejemplo, enseñando a la madre cómo dar la leche que no sea con biberones, manteniendo la estimulación al pecho y estableciendo la libre demanda.

Algunos casos en los cuales sí es necesario complementar y que debemos actuar rápidamente. Es decir, se buscan y corrigen las causas, pero de manera temporal y controlada, es prudente ofrecer leche adicional.

  • Si tu bebé recien nacido pierde más del 10% de peso en la primera semana
  • O si no ha recuperado el peso del nacimeinto después de 15 días.
  • Que entre una consulta y otra, tu bebé ha perdido peso (diferente a que haya subido poco)
  • Si luego de dos semanas de hacer las correcciones, se observa que no hay aumento progresivo de peso (hay que seguir indagando las causas y, además complementar)

En cuanto a las cantidades, eso ya dependerá de cada caso particular.

Demasiadas lactancias son sacrificadas de forma completamente innecesaria por que el bebé no sube de peso. El objetivo de este artículo es que, ante esa dificultad, actues con prudencia de asegurar la nutrición de tu bebé, pero a la vez estés bien asesorada para que no sea el principio del fin de tu lactancia.

El poco aumento de peso, no tiene que significar que tu leche no llena o que no te sale suficiente. Tampoco implica que debamos usar fórmula directamente y mucho menos por siempre. Hay muchísimas cosas más para evaluar, busca segundas opiniones y usa tu Crianza Informada SIEMPRE.

 

Fuentes:

Martín CR, Brow YF, Ehrenkranz RA, et al. Nutritional practices and growth velocity in the first month of life in the extremely low gestational age newborns. Pediatrics. 2009;124:649-57.

American Academy of Pediatrics. Pediatric Nutrition Handbook. 6th ed. Elk Grove Village, IL: American Academy of Pediatrics; 2009.

Organización Mundial de la Salud (OMS). La alimentación del lactante y del niño pequeño. Capítulo Modelo para libros de texto dirigidos a estudiantes de medicina y otras ciencias de la salud. 2010.

 

 

 

Leave a Reply